sábado, 21 de enero de 2012

FUI ESCLAVO Y PRISIONERO DE MI MENTE....HOY SOY LIBRE.



Mira alrededor de tí y cuenta las cosas positivas que tienes. Mientras más nos enfocamos en los logros positivos que poseímos, más grandiosos nos sentiremos. 
Pues los logros nos hacen sentir victoriosos y es eso que todos buscamos: la victoria. La victoria no es realmente una victoria sobre alguien, sino la victoria sobre mi mismo, sobre mis negatividades y problemas. 
Cuando tengo victoria sobre esto, entonces todo en el mundo estará a mi alcance.



Recuerdo en mis dias de depresión cuando me miraba al espejo y veia lo mismo, entre más me miraba al espejo peor me sentia, cuando pensé romper el espejo empezé a entender que no era culpa del espejo, sino de mi mismo, estaba siendo victima de mi mismo, me estaba dañando yo mismo, me propuse a verme en el espejo pero con una sonrisa, pensando los momentos mas felices y asi logré ver otra persona, la persona que yo queria ver en el espejo, “yo quiero ver esa persona siempre” – me decia a mi mismo – y poco a poco empeze a olvidar lo que era la depresión, dejé de culpar al espejo, a la gente y el resto de las cosas y descubri que yo podia y puedo y he podido dejar de ser victima de mi mismo. Si tu felicidad la proyectas en personas y cosas, estas evitandote a ti mismo/a ser feliz, proyecta la felicidad en ti, sonrie, valora lo que tienes, valora todo eso que no tiene precio como tu habilidad para amar, para mirar, para correr, para caminar, tu habilidad para distinguir lo que más te gusta, etc.  A veces pienso que egoista fui conmigo mismo al no permitirme ser feliz en el pasado, ahora que me permito ser feliz y valorar lo que tengo, he mejorado en muchas areas de mi vida. No permitas que nadie ni nada te robe tu sonrisa y tu felicidad, no permitas que nadie ni nada te robe tus sueños. Solamente tu puedes controlar lo que sientes.


Hoy es mi día de completa liberación. A pesar de que la esclavitud ya se
terminó en el mundo, nos volvimos esclavos de nuestros propios deseos, de
nuestro status social y económico, de nuestra raza y nuestros compromisos.
Caminamos por las calles encadenados en una serie de obligaciones que nos
impiden de volar libremente. ¡Que hoy sea mi día de completa liberación!
Quizá físicamente todavía tenga obligaciones, pero voy a liberar mi mente y
conciencia. Voy a sentirme el ser humano más libre del universo entero,
pues lo soy muy adentro de mí. Dejaré que una sonrisa esté en mi cara y que
mis ojos brillen libremente. ¡Soy libre! 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por estar aquí y compartir...