sábado, 18 de marzo de 2017

NO PERMITAS QUE NADIE APAGUE LA LUZ DE TU SENDERO...MANTÉN SANA EL ALMA ALIMENTADO CON AMOR Y LO DIVINO...


La vida es un suspiro, la tuya también, pero tienes un corazón, el cual tiene un tesoro que vale más que todo el tesoro del mundo, y ese tesoro se llama amor, que no te importe si otros son fríos y no dan cariño, sino preocúpate de ti, que tu no falles, da siempre lo mejor que hay en ti, porque eso se llama sinceridad y honestidad, pero lleno de amor y tu vida es más hermosa.
Tus ojos muestran la alegría en todas partes, por tus poros sale la fragancia de la corona del amor de Dios que hay en ti, porque no solo amas a tu familia sino que también tu amor llega a los que te observan, te leen lo que escribes, los que escuchan tu voz, porque ers luz que te siguen por tus palabras que vienen con sabiduría de lo alto.
Cuando andes en el campo y sientas un aire frío, no le eches la culpa al viento porque es un suspiro de un corazón enamorado.
Quisiera ser el lucero que guía la senda que caminas, la rosa encendida que miras, la suave brisa que aspiras...
Quisiera ser el viento para acariciar tu pelo, rozar tu piel y tus labios, para soplarte al oído lo mucho que te quiero.



Nadie es dueño de tu felicidad, por eso no esperes nada de nadie... Tu alegría, tu paz, están dentro de ti... Tu vida no está en manos de nadie, absolutamente nadie.
Somos libres, no pertenecemos a nadie y no podemos querer ser dueños de los deseos, de la voluntad o de los sueños de quien quiera que sea.
La razón de tu vida eres tu mismo.
Tu paz interior es tu meta de vida, cuando sientes un vacío en el alma, cuando piensas que aun te falta algo, incluso teniendo todo, vuelve tu pensamiento a tus deseos más íntimos y busca la divinidad que existe en ti.
No coloques el objetivo demasiado lejos de tus manos, abraza los que están a tu alcance hoy.
Busca en tu interior la respuesta para calmarte, tú eres reflejo de lo que piensas diariamente.
Deja de pensar mal de ti mismo, y se tu mejor amigo siempre.
Sonreír significa aprobar, aceptar, felicitar.
Con una sonrisa en el rostro las personas tendrán la mejor impresión de ti.
Trabaja, trabaja mucho a tu favor.
Deja de esperar la felicidad sin esfuerzos.
Critica menos, trabaja más.
Y, no te olvides nunca de agradecer.

Agradece todo lo que está en tu vida en este momento, incluso el dolor.
La grandeza no consiste en recibir honras, sino en merecerlas.
Perdonar de corazón, guardar rencores y odios lastiman el cuerpo físico y la parte espiritual de la persona, no permitas tener esto en tu alma y corazón...
Dar amor a uno mismo y a los demás
Dejarse llevar por el fluir de la vida y el universo, acepta lo que se presente a ti y suelta todo aquello que se te quita, viviendo la vida sin ataduras.
Honrar los elementos de la naturaleza, se encuentran presentes en nuestro planeta.

Cuenta una antigua leyenda que el dios Júpiter colocó dos alforjas sobre el hombro de cada ser humano.
En la alforja de adelante cada quien lleva los defectos de los demás y en la alforja de la espalda van sus propios defectos.
Por eso es que tenemos tantos ojos para las fallas ajenas y las criticamos sin cesar, mientras casi ni vemos nuestras fallas y limitaciones.
Pues bien, nada mejor que echar todas las fallas, propias y ajenas, en la alforja de atrás; cambiar con amor lo que podemos y aceptar lo que es inevitable.
Nada más oportuno que cambiar la crítica destructiva por la comprensión, y el juicio por una amable tolerancia. El juicio nos degrada y la bondad nos engrandece.
En su hermoso Sermón de la Montaña, Jesús insistió en la necesidad de amar sin juzgar, acoger sin condenar y perdonar sin abrirle espacio al demonio del rencor. Lucas 6, 27 - 38.


No seas nunca un archivador de ofensas ni te conviertas en un juez implacable porque llenarás tu alma del más mortífero veneno.
Sin permitir que abusen de ti, vive en paz al crear unas relaciones iluminadas por la comprensión. Aprende a ser tolerante con tus fallas y las de los otros.

Reconocer una fuente creadora, llamada Dios,  cuando la reconoces puedes respetarla y por ende respetar y aceptar lo que de ella emane...Eso te permitirá no sentirte solo.

Ver en uno un ser perfecto, aceptarse, amarse, respetarse, conocerse, y agradecer...No eres más ni menos que otro y cuando te toque competir , compite siempre contigo...Eso te hará crecer y triunfar.
 Si te desilusionó alguien que amabas, piensa que perdió más que tú. Si te engañó la persona en quien confiabas, piensa que solo tú saliste ganando.
Piensa que cuando alguien sale de tu vida, es porque Dios tiene planeado enviarte algo mejor.
Si vas a llorar por alguien, hazlo hoy hasta no poder más... pero mañana sonríe.
No te preocupes, por quién te hizo daño o quién te falló, lo importante es quién te hizo reír de nuevo...

Si te ilusiona, suéñalo. Si te enamoras, vívelo. Si no funciona, supéralo...
Si te atrapa la soledad, piensa que hay miles buscando alguien como tú y miles soñando con alguien como tú; pero no te decidas antes de tiempo, Dios te enviará esa persona en el momento exacto...

TEN PRESENTE QUE EL AMOR Y LAS BENDICIONES VIENEN DE DIOS...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por estar aquí y compartir...