domingo, 28 de agosto de 2016

LOS SUEÑOS Y LOS CAMBIOS QUE SE NECESITAN PARA DISFRUTAR LA FELICIDAD DE LA VIDA...


Los sueños se pueden hacer realidad si estás dispuesto/a a 

luchar por lograr tus sueños con éxito.

Es necesario hacer cambio en nuestra existencia, con 

nosotros mismos y con el universo...

En el fondo del corazón, todos soñamos, todos creemos 

que tenemos un don, que podemos ofrecer algo especial, 

que podemos amar de una manera única, que podemos 

comunicarnos y entendernos con los demás de un modo 

muy singular, que podemos mejorar este mundo.
Entonces... Sigamos confiados y poniendo todo para 

lograr lo que queremos en la vida.
Mantengamos vivas las aspiraciones y no dejemos todo en 

manos del destino.
Hagamos nuestra parte del trabajo construyendo sobre 

los sueños, avanzando sobre las aspiraciones, sabiendo 

que los logros necesitan de mucho esfuerzo, de coraje, 

de tiempo, de aciertos y errores, de tristezas, de alegrías 

y esencialmente de la fe, que es ese llamado interior que 

te sacude y te levanta cuando bajo cualquier excusa 

comienzas a renunciar.
Los cambios son regalos que nos ofrece el universo, que nos 

permiten darnos cuenta que seguimos vivos, que el trayecto 

en esta carretera que se llama destino, tendrá el sentido que 

le demos, algunos sólo cambiarán en forma individual, otros 

sólo promoverán cambios siendo guías…
Pero los más despiertos asimilarán sus cambios, los 

potenciarán 

y aparte serán promotores sedientos de cambio en la gente, en 

el mundo o en la trinchera en que vivan, en cualquier espacio

del tiempo que les toque vivir… A la hora de gestarse los 

cambios… 

Será importante registrar lo que la historia no conocida nos 

va revelando y trabajando con ello, nuestro destino será 

menos oscuro y se presentará cada vez más luminoso…

Seguramente si nos preguntamos que deseamos en la vida, 
nos encontremos respondiendo: "Deseo ser feliz". 
Parece simple y obvio y todos deberíamos lograrlo y sin 
embargo, ¿cuántos somos felices en realidad?
Sería bueno buscar un lugar tranquilo, tomar un lápiz y un 
papel y responder: ¿qué es ser feliz para mí?...Sí descubro 
que soy feliz está bueno que siga "andando mi camino". 
Sí descubro que no me gusta mi vida o que no me siento 
a gusto en algún aspecto, estaría bueno "sentarme a la 
orilla del camino" y reflexionar sobre ello.

Siempre es buen momento para cambiar y mejorar. 
Debo saber ¿qué quiero?, ¿hacia dónde ir?, ¿cuál es el 
camino que voy a elegir recorrer a partir de ahora?... y
¿quiénes me van a acompañar en el recorrido?...
Muchas veces nos pasa que vamos por un camino, 
y todavía de forma acelerada, y ni siquiera es nuestro 
camino. 
Es más, muchas veces descubrimos que vamos por él 
sin siquiera ser conscientes de ello.

Sería bueno entonces, observar hacia dónde voy y cómo voy; 
y entonces sí reflexionar y a conciencia, elegir. Lo bueno del 
camino de la vida es que yo mismo lo trazo y que existen 
muchos senderos que me llevan a la meta.
Debo tener claro hacia dónde deseo ir, equiparme con una 
sencilla filosofía de vida y comenzar a recorrerlo, a vivirlo, 
disfrutando de lo disfrutable; y, manteniendo la serenidad 
y obteniendo sabiduría, sacarle partido a las situaciones 
difíciles.

Es entonces cuando comienzo a recorrer mi camino de 
la felicidad.
Voy a permitirme vivir plenamente cada paso del camino 
y a sentir lo lindo que es andarlo y compartirlo con 
personas como tu...Deseando que tengas éxito en tus sueños 
y que la felicidad y bendiciones de Dios estén siempre en tu 
vida...Si eres feliz tu, tu contorno pasa a ser feliz...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por estar aquí y compartir...