jueves, 21 de abril de 2016

PENSAMIENTOS HERMOSOS DEL CORAZÓN QUE ACARICIAN EL ALMA...


Junta siempre lo mejor de cada ser que quieras, y haz de eso un complemento de enseñanzas y valores, para que así enriquezcan tu alma y te hagan ser una mejor persona.

Acaricia el alma compartiendo amor...
Acaricia el alma dando abrazo a quien lo necesita...
Acaricia el alma ablando de Dios...
Acaricia el alma compartiendo sonrisas...

Acaricia tu alma y la de los demás , compartiendo todo lo mejor de ti...En nosotros mismos hay una gran fuerza capaz de ayudarnos a salir de nuestros propios problemas.
Valórate por lo que eres, esa es tu verdadera fortaleza.
Repite con palabras y con obras, cuánto amas a tu familia, para que los lazos que te ligan a ella sean cada vez más fuertes.

En internet, usa palabras amables, expresiones corteses, llenas de buena voluntad.

Responde a quien te escribe a tu correo electrónico, así sea con una palabra sencilla, pero amable. porque no sabes si al responder estás salvando una vida o haciendo a alguien más feliz.

Jamás digas que tienes que elegir entre tu sueño o el amor de tu vida...

Cuando la persona que está contigo no pueda compartir tus sueños... jamás pienses que es el amor de tu vida...

La vida es como una gran carrera de obstáculos, con la única diferencia que no te puedes preparar para competirla.

No crezcas pensando en lo que dirán, sino mas bien, piensa en que dirán cuando crezcas.

Nunca dejes de expresar tus sentimientos, si los niegas te niegas a ti mismo.

Si la vida es injusta contigo… ámala
Si te voltea la cara, abrázala
Si te da una bofetada, bésala
Si te da una oportunidad, aprovéchala
Si te da tiempo, disfrútalo
Si te da el amor, gózalo
Si te da el sol, admíralo
Si te da la luna, acaríciala...

Es increíble cómo las cosas más pequeñas, pueden darnos la felicidad más grande, de toda nuestra vida. Porque la felicidad se encuentra en las pequeñas cosas, así que busquemos en ellas, y tratemos de encontrar lo que realmente nos regala alegrías.
La vida nos enseña grandes cosas, y todas ellas nos sirven para aprender, para tomarlas siempre como experiencia, y para poder también plasmarlas hacia los demás, pues siempre que aprendemos de otros, las cosas se quedan mucho más impregnadas en nuestra mente, pero sobre todo en nuestro corazón, porque fue una persona especial quien nos las enseñó, son esas personas lindas que tocan el alma y la acarician con lo bello de su esencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por estar aquí y compartir...