lunes, 22 de julio de 2013

LO QUE DEBES SABER DEL AMOR Y SUS COMPLEMENTOS... QUE LE OTORGUE PAZ AMOR Y FELICIDAD A TU VIDA.


Existe toda una vida para buscar el complemento que transformará nuestro ideal del amor. Cierto es, que en todo existe un complemento que le da sentido a la vida. Afortunado aquel que lo encuentra y descubre el camino de la felicidad, desdichado aquel que lo encontró, comió de su mano y bebió de su sangre, pero le faltaron ideas y valor para retenerlo.
El día se complementa con la noche al abrir las puertas de la obscuridad, para dar paso a los recuerdos, platicar con la soledad y abrir las heridas malamente remendadas.
La noche se complementa con el día, al curar con el  Sol las heridas abiertas con las manos de la obscuridad, revivir la esperanza y vislumbrar un motivo que le ayude existir un día más.

La Luna se complementa con el Sol, al recibir su calor día a día, sin recelos, sin reproches, sin inhibiciones, simplemente lo espera con los brazos abiertos y la mayor recompensa es que se dejan amar uno a otro sin decir una sola palabra. El Sol se complementa con la Luna, cuando a lo lejos del firmamento, se deja ver su desnudez, se enlazan en un fraterno abrazo que sólo dura pocas horas, pero la entrega es eterna.
El complemento es la razón de existir, encontrarlo y empezar a vivir, el complemento es ver a través del alma, porque lo terrenal tiene caducidad, el alma es inmortal. El complemento es el motivo, la razón y el fin de amar. El complemento es sentir, vibrar, reír, llorar pero siendo feliz. El complemento es más que un beso robado, es ingresar al cielo a través de él.
El complemento es todo aquello que nos permite alcanzar el amanecer y empezar el nuevo día con la firme promesa de vivir un poco más. El complemento es el amor en sí mismo, el cual toma forma y se materializa cuando en el camino, dos almas se toman de la mano.

El complemento es el elixir que renueva en cada instante el deseo de despertar cada mañana, caminar con paso firme y tenaz, y abrir veredas en la espesura sin titubear. El complemento es salir de lo ortodoxo en un mundo colmado de reglas morales y normas sociales que obscurecen bajo su sombra toda idea de rebeldía cuyo fin no es más que vivir. El complemento es la sonrisa que se dibuja en el rostro de su contraparte, tan solo con una mirada. El complemento es soñar y alcanzar el sueño, es volar, subir las montañas y abrazar el aire.
Como entender la vida, sin complemento; sin él, el vacío extiende sus manos poco a poco hasta asfixiar todo aliento dejando solamente vestigios de lo que alguna vez fue. Sin complemento el caminar se vuelve lento, pausado, mirada frágil y pérdida en la distancia, de rumbo incierto, cabizbajo. Sin complemento, las ideas, la esperanza, los objetivos, las alegrías y las tristezas se convierten en hojas secas que el viento se lleva consigo hasta perderse en la nada.
Sin complemento, las lágrimas derramadas por lánguidas victorias, saben amargas y las derrotas se convierten en el principal platillo del día, los meses y los años.
Sin complemento, las metas se vuelven inalcanzables, las risas en llanto y el llanto en amargura.
Sin complemento, los sueños se convierten en viejas y confusas añoranzas y el tren de los recuerdos se queda con ellas. Sin complemento, el vivir es existir, y existir es morir con los ojos abiertos y el corazón latiendo. Sin complemento, el curso de la existencia se vuelve incierto, las madrugadas se vuelven frías, y los días grises. Sin complemento, somos solamente marionetas que se mueven al compás del aire...

El complemento es saber transportar una discusión ...en un diálogo constructivo y sereno.
El complemento es saber apreciar las acciones y actitudes positivas de quien amas.
El complemento es saber que no todos expresan los sentimientos de una mima forma.
El complemento es saber que el respeto se practica, para ser retribuido con el mismo respeto.
El complemento es caminar juntos un mismo camino, pero siempre respetando y apoyando los sueños individuales.
El complemento es saber dialogar y actuar con verdad, para que la mentira no se transforme en engaño y falsedad que tiene como único destino un final infeliz de la relación.
El complemento es saber que Dios creó el amor, para vivir unidos y felices disfrutando de una hermosa y sabia relación...

Da gracias a Dios cada día, por la vida y por toda la belleza que hay a nuestro alrededor.
FELICIDADES Y BENDICIONES POR SIEMPRE EN SUS VIDAS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por estar aquí y compartir...